viernes, 30 de mayo de 2008

Testament

Prometía ser uno de los dobles carteles del año, pero (supongo que) la codicia de los promotores ha ganado finalmente la partida. Nada que reprochar, por otra parte, el pastel era demasiado suculento, pero a los fans nos han jodido vivos si lo que pretendíamos era presenciar los shows de Testament y Death Angel al precio de un ticket sencillo. Así, confirmadas las actuaciones por separado de cada una de las bandas, lo que nos toca pasa por duplicar el desembolso en taquilla o, peor aún, sacrificar una de las dos citas. Cruenta encrucijada, sin duda. En cualquier caso, lo único positivo que sacaremos de esta sangría económica es que Death Angel no ejercerán de teloneros (o invitados de lujo, como gustan de bautizarse las bandas cuando toca jugar en desventaja), por lo que su set (vuelvo a suponer) se alargará como obedece a su nuevo papel de cabezas de cartel. Quien asista a su show que nos lo cuente, que yo ya tengo claro a cual de los dos renunciaré.

Pataletas a un lado, es el momento de centrarme en 'The Formation of Damnation', el título que marca el regreso discográfico del quinteto tras nueve años de silencio; un silencio que han hecho trizas con un tracklist de los que quitan el hipo. Parafraseando el estilo ampuloso y recargado de la prensa musical: once estallidos de furia metálica, dura, áspera y agresiva directos a tu yugular. ¡Toma ya! Y ríanse ustedes de esa pandilla de jovenzuelos (imberbes a medio hacer con voz pitufada, cero actitud y talento nulo) que nos quieren vender como la nueva ola del Thrash Metal. Yo os digo, aficionados de medio pelo: encerraos en vuestras casas, enchufad vuestras jodidas XBox y dejad paso a los veteranos, que un simple eructo del gran Chuck Billy os quita de enmedio en un periquete.


Gira española (Junio 2008):

Domingo 22: Bilbao
Lunes 23: Vigo
Martes 24: Madrid
Miércoles 25: Barcelona

jueves, 29 de mayo de 2008

Sex Museum

Es curioso que en el plazo de un par de meses se hayan puesto en circulación un par de discos compilatorios con títulos, no por verídicos, sí algo irónicos. El que lleva la firma de Dream Theater es traducible como 'un gran éxito... y veintiuna otras bonitas canciones', mientras que el de los madrileños Sex Museum hace lo propio con 'quince éxitos que nunca lo fueron'. Verdades como puños -es indiscutible- pero que dejan entrever, con cierto regustillo amargo (pero sin acritud, eh), una realidad poco amable: el desajuste entre reconocimiento comercial y potencialidad que acompaña a ambas bandas. Aunque tampoco les pueden ir demasiado mal las cosas, porque sus carreras son longevas como pocas en sus respectivos circuitos...

Al margen del tono sarcástico empleado, sendos recopilatorios tienen una diferencia fundamental. Así, mientras los americanos se han limitado a realizar un corta-y-pega (con alguna que otra rareza difícil de localizar -que los fans son gilipollas, pero no tanto-), los compatriotas se han metido en el estudio para regrabar sus frustrados éxitos-que-nunca-lo-fueron, revitalizándolos con una inyección de energía ejemplar que en ocasiones los hace irreconocibles.

El repertorio seleccionado, a excepción de un par de piezas anteriores a su etapa con Locomotive, bebe de 'Sonic' (2000), 'Speed Kings' (2001) y su última referencia, el poco convincente 'United' (2006), sumando una serie de temas nuevos (uno en el cd, dos en la edición de vinilo) que no desentonan en absoluto con el nivel del resto. El resultado obtenido es, pues, de lo más satisfactorio, pudiendo incluso hablar de un nuevo episodio en su abultada discografía; un episodio que no puede faltar en tu estantería si gustas del hard-rock añejo con clase y poderío.

jueves, 22 de mayo de 2008

Memphis West 3

Los directores Joe Berlinger & Bruce Sinofsky se ganaron una pequeña parcela en la Historia del Rock desde que el primer fotograma de su rockumentary 'Some Kind Of Monster' iluminara una pantalla, pero sería una injusticia que otro de sus documentales, 'Paradise Lost' (curiosamente, con banda sonora a cargo de Metallica), no acabase figurando junto a 'Sangre Fría' de Truman Capote como una de las cimas creativas de la Crónica Negra.

'Paradise Lost' (nada que ver con la banda inglesa de doom) es un díptico de casi cinco horas de duración dividido en dos partes, 'The Child Murders At Robin Hood Hills' (1996) y 'Revelations' (2000), centrado en la investigación de un triple asesinato cometido a principios de los '90 en una pequeña localidad de Arkansas, en la América más profunda que os podáis imaginar. Las víctimas: tres niños de ocho años asesinados de forma brutal en lo que, a ojos de la fiscalía, obedece a un rito satánico; los sentenciados: Damien Echols, Jason Baldwin y Jesse Misskelley, tres metalheads adolescentes -bautizados desde entonces como los Tres de Memphis West- que a día de hoy cumplen sus condenas (dos cadenas perpetuas y una pena capital) por un crimen que no cometieron; o eso se deduce a la vista de este reportaje. La filmación recoge los testimonios de familiares y amigos, agentes del cuerpo policial, forenses, psiquiatras y demás implicados en la investigación y el proceso judicial que se desencadenó, dejando al descubierto una serie de irregularidades alrededor del caso, amén de una ausencia total de evidencias físicas que inculpen a los condenados, que apuntan a la búsqueda desesperada de un chivo expiatorio por parte de las Autoridades.

Convertidos en cabeza de turco, los tres jóvenes (actualmente ya treinteañeros) pronto contaron con una plataforma de apoyo, la denominada FTMW3 (o 'Free The Memphis West Three'), una iniciativa civil nacida con los propósitos de difundir públicamente esta moderna caza de brujas y recaudar fondos para hacer frente a los costes de una apelación. Uno de los artistas más involucrados en el tema -sin despreciar la labor de Supersuckers, Winona Ryder, Tom Waits, Marilyn Manson y tantos otros- ha sido Henry 'angry man' Rollins, quien en 2002 reunió a la flor y nata del Rock más afilado (Iggy Pop, Cedric Bixler Zavala, Corey Taylor, Nick Oliveri, Mike Patton, Ice T, Tom Araya, Lemmy y un largo etcétera) para la grabación de 'Rise ABove', un disco con fines benéficos que retomaba 24 himnos de Black Flag, en crudo.

Aunque, para crudeza, la propia realidad, que no es otra que los auténticos autores del crimen siguen en libertad mientras tres inocentes se pudren en la cárcel. América: land of the free, home of the brave... o eso cuentan.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Supagroup

Martes 20 de Mayo, Sala Apolo (2), Barcelona

Fiesta por todo lo alto la que se vivió anoche en Barna City. Desde que en 2006 giraran dos veces seguidas por nuestro país no se había presentado la oportunidad de verles de nuevo por aquí, así que las ganas de reencontrarse con estos dos parientes lejanos del Pequeño Dragón se palpaban en el ambiente. De acuerdo, su último disco -'Fire For Hire'- no es tan incendiario como su predecesor, pero los artífices de 'Rules'(2005) cuentan con munición extra en la recámara. Y en todo rostro que nos la dispararon... Pim pam pum, salieron por faena, con ganas de rockear y divertir(se). Y es que, sin darnos apenas unos segundos entre tema y tema, desgranaron su segundo disco de cabo a rabo (a excepción del medio tiempo 'I'm Gonna Change'), dieron un repaso bastante somero a su última obra (conté cinco piezas) e hicieron un hueco en sus 80 minutos de permanencia sobre el escenario a una versión de Van Halen. De todo ello tienen buena prueba a continuación.





domingo, 18 de mayo de 2008

Junkyard + '77

16 de Mayo, Sala KGB, Barcelona


Elevado a la categoría de mítico, Junkyard lo tenían difícil -sino imposible- para superar (o siquiera igualar) el soberbio concierto que ofrecieron en el legendario Serie Z. Y bien, no seré yo quien diga que su paso por Barcelona se saldase con un concierto decepcionante (¡ni mucho menos!), pero el nivel era tan exageradamente sobrehumano que, como era de esperar, no consiguieron batir su marca. Lógicamente la culpa no fue suya. Se les ha endiosado tanto en los últimos años, y las expectativas eran tan elevadas, que repetir lo irrepetible se antojaba tarea inviable. Es lo malo de arrastrar una leyenda...

Los que tomaron el escenario sin carga a sus espaldas fueron los barceloneses '77, quienes en media hora entregaron más de lo que muchas bandas no serán capaces de dar en toda su vida: una lección de rock'n'roll con todas sus letras, puntos y comas. Y me da igual que copien a AC/DC tan descaradamente (¿no lo hacen Airbourne y Supagroup?); hacía años que no veía tal despliegue de energía sobre las tablas. ¡A seguirles los pasos pero ya!


Y de regalo: las fotos de la velada las podéis descargar aquí.

jueves, 15 de mayo de 2008

The Hellacopters

Embaucadores del Rock'n'Roll

Si por mentira entendemos la omisión de información, a la luz de las entrevistas que ha concedido Nicke Royale se puede llegar a pensar que el líder de los Hellacopters miente como un bellaco. ¿Por qué? Pues porque por más que leo y releo sus declaraciones en los últimos números de Rock Hard y Popular 1 nada hace entrever que el canto de cisne de los escandinavos sea un disco de versiones. Es más, ni los propios redactores -que no hacen más que elogiar sus 'nuevas' composiciones tanto en las reseñas como en los careos- parecen haberse percatado de este detalle. Ello explica que, aprovechándose de este desconocimiento, cuando se interroga a Royale acerca del significado de algunas de las canciones el tipo se salga por la tangente con evasivas del tipo 'creo que realmente trata de...' cuando no directamente con un 'no sé realmente de qué va la canción'. Curioso, sin duda, y más teniendo en cuenta que en la web oficial de la banda se deja claro que 'Head Off' es un cover album, ¡incluso se detalla a quien pertenece originalmente cada canción! Yo creo que, más que mentir, el bueno de Royale se estaba burlando del desconocimiento de sus entrevistadores, que ni leyeron la nota de prensa ni hicieron los deberes a la hora de redactar sus cuestionarios. ¡Un aplauso para ti, Nicke!

Poco importa. Lo que cuenta es que -para mi sorpresa- 'Head Off' es un disco realmente bueno. Y recalco su carácter sorprendente porque, personalmente, los Hellacopters llevaban muertos desde hacía bastante tiempo. Ya lo he comentado por aquí en alguna ocasión, pero su directo nunca me hizo vibrar (y les he visto dos veces...), y sus últimos lanzamientos me parecieron reiterativos y faltos de pegada. Afortunadamente no ha sido así con el album que marcará su despedida ¿definitiva? Y si bien es cierto que han manejado un material prácticamente desconocido para el gran público rockero, meritorio me parece que se hayan apropiado de las canciones como lo han hecho, haciéndolas sonar como si de composiciones propias se tratara. Encima, si a eso sumamos que la selección es excelente, muy compensada entre temas enérgicos y otros más melódicos, sólo cabe quitarse el sombrero y pronunciar aquéllo de 'hasta pronto, amigos'. Quién sabe, lo mismo hasta les doy una tercera oportunidad a su paso por Barna.

martes, 13 de mayo de 2008

The BellRays

Seguro que los fans más garageros de la banda retrocedieron dos pasos ante la limpieza que desprendía el sonido de su anterior 'Have A Little Faith', pero a mi gusto el vuelco que dio el cuarteto con ese disco les sentó de maravilla. Achicaron su vena más punk, es cierto, pero ganaron en riqueza de matices, profundizando en su vertiente más afro a base de revivir el soul y el funk de los 70. Tal vez, de lo único que pecaba aquel álbum era de perderse en la dispersión ante tanta divagación estilística, error que han subsanado en este nuevo 'Hard Sweet And Sticky', un disco mucho más conciso en sus planteamientos, y más sensual en sus resultados.

Dividido en dos partes bien diferenciadas, la primera amplifica su intensidad en un in crescendo imparable para, en su punto álgido, aminorar lentamente; la segunda, en cambio, discurre alternando piezas de tempos cálidos con otras realmente enérgicas, logrando un equilibrio imposible entre punk, soul, jazz, rock, funk y hard rock.

Habrá quien les acuse de traidores por intentar hacerse un hueco en el mainstream, aunque, visto el clip que han rodado para su primer sencillo, queda clarísimo que ése no es su objetivo. Bueno, eso o todavía hay gente que cree que la MTV no emplea la censura en sus contenidos.

viernes, 9 de mayo de 2008

Jon Oliva's Pain

8 de Mayo, Sala 1 Salamandra, L'Hospitalet de Llobregat

No iba de farol el amigo Oliva cuando, en el último número de la Rock Hard, aseguraba que en sus próximos conciertos habría gratas sorpresas. Allí nos advertía que, además de repasar en profundidad su último trabajo (el notable 'Global Warning'), también rescataría temas oscuros de su pasado al frente de Savatage; y así fue.

Con un sonido inmejorable, una actitud positiva en todo momento y un repertorio de ensueño (¿qué se puede esperar de un concierto que empieza con 'Sirens' y finaliza con 'Hall Of The Mountain King'?), las casi dos horas se pasaron volando.

Si controlais al dedillo el material clásico de los 'Tage, con un vistazo al setlist identificaréis rápidamente las muchas perlas que anoche sonaron (¡'Unusual' de 'Power Of The Night'! , 'Gutter Ballet', ¡'Hounds'!, ¡¡'Jesus Saves'!!... de infarto ). Aunque, sin ningún tipo de duda, la mayor sorpresa fue la 'versión' que se marcó de 'Chance' (recordar que este tema pertenece a 'Handful Of Rain', el segundo disco de Savatage en el que la labor vocal se delegó en el solvente -pero poco carismático- Zach Stevens). Tal como Jon se encarga de recordarnos: 'esto es lo más parecido a Savatage que los fans van a tener'. Doy fe de ello.

Y para muestra, un botón: 'Chance'.


jueves, 8 de mayo de 2008

Heaven's Basement

Hace un par de semanas les mencioné de pasada, pero después de escuchar con detenimiento las 7 canciones que han puesto a disposición del público (repartidas entre su web y su myspace), era inevitable que les dedicase unas líneas en el blog. Pero antes de entrar en faena una pequeña anécdota: la denominación actual del quinteto no es caprichosa, sino que obedece a un juego de palabras que surgió de forma accidental mientras los chavales ensayaban en el sótano ('basement' en inglés) de su cantante, Richie Hevanz (atención con la similitud fonética entre 'Hevanz' y 'heaven' -'cielo' en la lengua de Shakespeare- ). Alguien del grupo, entre risas, comentó lo gracioso que resultaba estar tocando en el 'sótano del cielo', y de esa forma quedó zanjada la búsqueda de un nuevo nombre para la banda. Sin embargo, lejos de dejar la leyenda en ese punto, nuestros protagonistas se encargan de alimentarla con más detalles: según testimonios propios, esa misma noche dieron forma a cuatro nuevas canciones. ¡Cuatro, amigos, cuatro! Mientras otros como Manowar y AC/DC tardan 5 años en componer un disco, estos zagales despachan un mini-LP en unas horas. Como diría nuestro amigo Buzz: '¿Realidad o ficción?'

Como ya dije, Heaven's Basement surgen de las cenizas todavía humeantes de Roadstar (antes Hurricane Party), y en contra de lo que se podía pensar tras enterarnos que la formación rompió peras con Laurie Mansworth -mánager y principal compositor de su antiguo repertorio-, la calidad y el gancho que poseen sus nuevas canciones conservan el altísimo nivel que ya conocíamos. Sin embargo, y a pesar de que las directrices que les guían en lo musical se mantienen intactas, la banda se ha planteado este renacimiento como un auténtico borrón y cuenta nueva respecto a su pasado. Así que olvidémonos de los himnos reunidos en aquel prometedor EP editado por Sanctuary, de 'Grand Hotel' y del póstumo 'Glass Mountain'; todos esos magníficos discos quedan ahora atrás. Tal como han asegurado en diversos medios, en sus próximos shows sólo tienen intención de interpretar su nuevo material, nada más.

De momento ni tienen sello discográfico ni se han puesto manos a la obra en la grabación de su debut (aunque ya cuentan con 40 canciones entre las que escoger), ni siquiera tienen claro cual va a ser su siguiente paso (quizás editar un EP de corta tirada para ir abriendo boca), pero el resultado de las bautizadas 'The Terminal Sessions' ya está a nuestro alcance. Aquí mismo tenéis dos muestras, correspondientes, respectivamente, a 'Executioner's Day' y 'Saint Routine', dos trallazos que sólo se pueden de tachar de irresistibles. A ver si con este regreso les acompaña de una vez la suerte que tanto se les escapa.



martes, 6 de mayo de 2008

Erocktica

Sin lugar a dudas, uno de los dobles carteles más extraños que jamás han pasado por nuestro país: Five Horse Johnson y Erocktica, juntos en el Rock & Fuck Tour. Hard rock de sólidas raíces blueseras por un lado, hard rock que te la pone hard por el otro. Rock por delante, fuck por detrás. Rudeza redneck de postre y sex-appeal de sideshow freak de entrantes. Casi nada. No sé de quien demonios fue la idea de reunir a dos bandas tan dispares, pero aquella lejana noche, desde luego, la misión de calentar al público por parte de la banda telonera tomó un nuevo significado. Coristas go-go, atrezzo de peli porno, dildos, nata, lametones y carne, mucha carne en movimiento. ¡Qué sudores, madre mía!

Sin embargo, todo esto que por escrito provoca hasta trempera, en vivo se reduce a una exhibición de tetas (siliconadas) y culos (fofos) bastante cochambrosa y cutre (lástima que no localice las fotos que hice aquella velada para atestiguarlo). Las coristas eran unos cayos celulíticos, la tal Pink Snow, la pneumática líder la banda, es más fea que carracuca, y el espectáculo en general carece del más mínimo glamour, brío y desparpajo, por lo que, más que despertar la líbido, el efecto final es equiparable al del antídoto del Viagra. Para que luego digan que fumar provoca impotencia...

Lógicamente, no todo el mundo opina como yo. Según Senén Armengol (colaborador habitual de Popular 1), el porn and roll de Erocktica es 'lo más atractivo, completo y kitsch que se puede ver encima de un escenario'. Razón no le falta al hombre, la verdad; aunque yo pondría especial énfasis en el aspecto kitsch del asunto. Ciertamente, no sé qué carajo le han visto a semejante engendro (bueno, sí... tetas y culos). Si al menos la música fuese buena... Pero ni eso. Su hard rock resulta del montón, por no decir directamente malo. Lo único positivo que puede decir al respecto es que, tal como documenta gráficamente esta web (1, 2, 3) que he localizado, las dos nuevas coristas que acompañan a la rubia han mejorado considerablemente el nivel de sus predecesoras (y no estoy hablando precisamente de sus cualidades vocales).

De lado nos la pega, pero...

... si le damos la vuelta no engaña ni a su padre.

Fea, más que fea.

¿Quien es más mostruo?

Por 10 míseros euros los escépticos (eso sí, mayores de 18 años) tenéis la oportunidad de crearos una opinión esta misma noche en la Sala Sidecar de Barcelona. Si os animáis a ir, mañana no os escondáis. Quiero vuestros comentarios.


LINKS DE INTERÉS:

http://www.myspace.com/erocktica
http://www.erocktica.net


PD: Si sirve de algo, os diré que el porno en vivo no entra dentro de mis gustos personales (si sois asiduos al blog sabréis que prefiero la intimidad hogareña que proporciona el magnetoscopio). Después de lo vivido hace unos años en el FICEB (Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona) tengo claro que eso de rodearme de una horda de sudorosos individuos que, además de clavar codazos (¡y quien sabe qué más!), gruñen y sonríen excitadísimos, definitivamente no es lo mío.